Acabo de tener un bebé… ¿puedo entrenar en Fitness19?

Últimamente sois muchas las que llegáis a clase y me comentáis que habéis dado a luz hace escasas semanas, algunas estáis incluso en la cuarentena. También sois bastantes las que a mi alrededor empezáis a ser mamás, y creo que es necesario aclarar esas dudas que tenemos sobre cuándo y cómo comenzar a entrenar después del parto.
Son muchas y muy dispares las ideas que hay acerca del entrenamiento en el postparto, y muchas de las más disparatadas vienen de los mismos ginecólogos, como que a los
3 meses podemos hacer abdominales o correr sin problema… bueno, discrepo.

Lo primero que quiero deciros es que cada situación es diferente y cuatro párrafos no pueden resolvernos las dudas. La preparación al parto y el tipo de parto que hemos tenido, si somos primerizas, si ha habido un parto complicado, desgarro, episiotomía, cesárea, diástasis abdominal… va a condicionar mucho nuestra evolución, asi que voy a ponerme el caso de un parto casi perfecto, sin desgarros, sin pérdidas de orina posteriormente, es decir sin ningún tipo de complicación a nivel del suelo pélvico.
Lo normal es que el médico nos dé via libre para practicar todo tipo de ejercicio porque no hay ningún riesgo. No quiero ser aguafiestas, soy la primera que quiere que retoméis la actividad física lo antes posible, claro que podéis entrenar pero… ¿abdominales? ¿correr?
Puede que no nos pase nada a los 20, 30, con uno o dos hijos, pero seguramente que hayáis escuchado a alguna señora de la tercera edad que se hace pis encima o “que se le cae la matriz”, (descenso del útero o prolapso) vamos, que lo más habitual es tener pérdidas de orina y con una “tena lady” se soluciona. Aunque nos lo hayan vendido como normal, no es así, y probablemente muchas de estas señoras no tuvieron a nadie que les aconsejase sobre ciertos hábitos antes y después de dar a luz.
Teóricamente, hasta un año después del parto nuestro cuerpo no está preparado para hacer ciertos ejercicios de impacto sin que vaya a suponer un problema a largo plazo (ojo, digo ciertos ejercicios, no quiero que penséis que hay que quedarse sentada en el sofá…) y ya siendo puristas, muchos profesionales de la reeducación del suelo pélvico directamente nos dicen que el cuerpo de la mujer no está preparado para hacer ejercicio y que no deberíamos hacerlo.
Bien, si intentamos hacer las cosas dentro de lo más saludable para nosotras pero
a la vez seguir siendo chicas normales que hacen ejercicio porque les gusta
y muchas porque nos dedicamos a ello, lo primero que tenemos que hacer es hablar con algún entrenador o profesional para que nos aconseje, y en el caso de las clases colectivas
avisar de nuestro estado para que nos adapten los ejercicios.
Es prácticamente imposible hacer aquí una tabla de ejercicios que sea universal para todas,
pero inmediatamente después del postparto debemos trabajar una rehabilitación del suelo pélvico tengamos o no pérdidas de orina, como medida preventiva, mediante ejercicios hipopresivos (que teóricamente deberíamos haber aprendido en la preparación al parto) y a nivel general
ejercicio cardiovascular suave SIN impacto (elíptica, nadar…)
Ejercicios de fuerza son bienvenidos siempre que una maniobra fuerte de valsalva no nos haga hacer hiperpresión sobre el suelo pélvico, y sobre todo y aquí si que voy a ser estricta, prácticamente prohibidos los abdominales (ya hablaremos sobre esto, pero los abdominales tipo “crunch” convencionales deberían omitirse en casi todas las mujeres hayan tenido o no hijos) y podemos trabajar ejercicios suaves de activación abdominal (del core, como planchas isométricas de corta duracion) siempre y cuando nuestros instructores vean que podéis realizarlos sin compensar con otra musculatura.
Si has tenido algún tipo de complicación como episiotomía, o cesáreas, deberás consultarnos sobre qué hacer para minimizar las repercusiones de estos procedimientos, ya que una cicatriz adherida puede darnos problemas de elasticidad muscular a la larga.

En resumen, sólo quiero con este post toméis conciencia, os informéis y que retoméis la actividad física lo antes posible con cabeza y con supervisión, ya que mientras somos jóvenes, las lesiones no aparecen y empiezan siempre a florecer con el paso de los años… esto es extrapolable a todo tipo de entrenamientos y lesiones.
Entrena duro, disfruta, consigue tus objetivos, pero piensa cómo, para poder mantenerlos en el tiempo y seguir disfrutando de una buena salud 😉

 Emma Pérez.

Entrenadora personal y fisioterapeuta. Fitness19.

mother and baby doing gymnastic exercises on the ball

Anuncios